Remedios contra el sarpullido

remedios-contra-el-sarpullidoEl sarpullido en la piel es muy común en aquellas personas que realizan mucho ejercicio y por ende sudan la mayor parte del tiempo.

Los sarpullidos, al igual que la picazon, se caracterizan porque la piel pica todo el tiempo, y probablemente ambos sean causados por el sudor. Sin embargo el sarpullido sale cuando los poros se tapan y el sudor, en lugar de escurrir hacia afuera, lo hace hacia adentro de la piel.

La buena noticia es que el sarpullido es relativamente fácil de tratar. Para ello, en Cuerpo Armonioso te hacemos las siguientes recomendaciones.

  • Refrésquese: debido a que el sarpullido aparece cuando los poros se bloquean, y el sudor escurre hacia adentro de la piel, una manera inteligente de aliviar el problema es estar en una situación en la que no se sude durante cierto tiempo. Para ello, refrésquese permaneciendo todo el tiempo que le sea posible en un cuarto con aire acondicionado, durante un día o dos.
  • Utilice ropa suelta: todo lo que reduzca la humedad del cuerpo y ayude a mantener la piel seca disminuirá el sarpullido que provoca el sudor. Por ello elegir la ropa adecuada puede hacer desaparecer la picazón. Para ello, escoja siempre prendas sueltas de algodón o polipropileno. Evite las prendas hechas de nylon, poliéster y las ropas muy ajustadas.
  • Bañese con jabones suaves: si quiere evitar el sarpullido, utilice jabones suaves antibacterianos. Recuerde enjuagarse y secarse muy bien.
  • Tome un baño de bicarbonato: tomar un baño con bicarbonato de sodio en el agua puede ser benéfico al momento de tratar los sarpullidos. Esto alivia la comezón y le hará sentirse más cómodo mientras desaparece el sarpullido. Para ello sólo añada unas cuantas cucharadas de bicarbonato de sodio al agua de la bañera y revuelva bien para que se disuelva completamente.
  • Utilize talcos: si desea evitar que le salga sarpullido, en especial cuando el clima está muy caluroso, rocie su cuerpo con talcos absorbentes.
  • Controle su peso: la obesidad con frecuencia implica tener pliegues en la piel. El sudor acumulado en estos pliegues hacen que la piel se irrite, propiciando la aparición de sarpullidos. Recuerde que las personas con sobrepeso tienden a sudar más y a generar más calor corporal, por lo que la propensión al sarpullido es mucho mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>