Planificación familiar, un tema de todos

planificacion-familiar-un-tema-de-todosEn el siglo pasado hablar sobre relaciones sexuales era un tabú. Hoy hace parte de los temas de la cotidianidad. En esta medida, la ciencia ha evolucionado y ha logrado crear variedad de métodos de planificación familiar, con el fin de evitar embarazos no deseados, disminuir el índice de abortos y combatir el problema de la sobre población mundial, que en entre otras cosas es la causa de muchos otros problemas sociales, tales como pobreza, destrucción del medio ambiente, desempleo, etc.

De ahí la importancia de conocer los diferentes métodos de planificación que hoy existen, ya que a pesar de la globalización y el acceso fácil a la información a través de los medios masivos de comunicación y de la Internet, muchas personas aún desconocen o tienen dudas sobre las formas de planificar.

A pesar de la variedad de métodos que existen y los cuales tienen un porcentaje alto de evitar el embarazo, muchas personas siguen teniendo prácticas que se han convertido en métodos de planificación, pero que no garantizan su efectividad, tales como tener relaciones de pie, orinar después del acto sexual y otras creencias que no tienen fundamento científico.

Así mismo, existen otros métodos naturales, que tampoco garantizan su efectividad, tales como el coito interrumpido, aparición de moco cervical (fijarse cuando aparece el moco cervical), ritmo o calendario (tener en cuenta los días de ovulación y contar en el calendario cuándo se pueden tener relaciones sexuales sin que exista algún riesgo). Este último aplica solamente para mujeres que tienen un periodo menstrual regular, sin embargo el organismo puede tener cambios y por ello su uso no garantiza que no se quede en embarazo.

Por ello, en Cuerpo Armonioso te presentamos los más seguros:

Métodos hormonales: Son hormonas que alteran la producción de moco cervical, impidiendo el paso de espermatozoides. Tiene una efectividad del 98%, sin embargo no previene el organismo ante enfermedades de transmisión sexual.

  • Una de las formas más comunes de planificar mediante hormonas son las pastillas o más conocidas como las píldoras anticonceptivas, se deben tomar todos los días, iniciando el primer día del periodo y preferiblemente a la misma hora. Sin embargo, mujeres con problemas hepáticos, circulatorios, que sean fumadoras o mayores de 40 años no deben tomar píldoras anticonceptivas. También es necesario tener en cuenta que las pastillas de planificación son un medicamento y por lo tanto deben ser recetados por un médico, quien evaluará si el organismo es apto para asumirlas.
  • Inyecciones: Dificultan el paso de los espermatozoides, espesando el moco cervical, a través de una pastilla intramuscular, que puede ser aplicada cada quince días, mensual o trimestral. La inyección se debe poner entre el día 1 y 3 de la menstruación.
  • Jadelle (implante subdérmico): es un método que puede durar hasta 5 años, consiste en la postura de dos cápsulas debajo del antebrazo de la mujer. Cuando la mujer decida quedar en embarazo puede acudir al profesional de la salud y pedir su retiro para retornar a una fertilidad inmediata. La función que cumple el Jadelle es impedir la ovulación y alterar el moco cervical para evitar que pasen los espermatozoides y que no se produzca fecundación. El implante subdérmico se puede usar a cualquier edad y después del parto, sin importar que la mujer se encuentra lactando. Tiene una eficacia del 98%. Es importante tener en cuenta que este método solo lo puede aplicar un profesional de la salud que esté capacitado para hacerlo.

Métodos de Barrera: son aquellos que impiden el acceso de espermas al útero.

  • Actualmente el que se utiliza es el condón, el cual tiene la ventaja de ser el único método que protege contra las enfermedades de trasmisión sexual y VIH. Sin embargo para lograr su efectividad debe ser usado desde el principio de la erección hasta el final de la relación sexual y usar UNO por relación. El condón puede fallar cuando se rompe, cuando se utiliza después de la fecha de vencimiento, si se utilizan lubricantes y cuando se ha expuesto a la luz y a la humedad. Con el fin de proteger enfermedades, debe ser usado en el sexo anal, vaginal y oral. Gracias a que es el único método que previene enfermedades de transmisión sexual, se recomienda ser usado siempre, sin importar que se esté utilizando otro método de planificación.

Dispositivos: Son aquellos que se introducen en el útero, con el propósito de impedir la fecundación del óvulo. Hay dos tipos:

  • DIU o dispositivo intrauterino T de Cobre: hace que se inactiven los espermatozoides y que no puedan llegar al útero. Consiste en un pequeño elemento de plástico, cubierto de cobre que se pone dentro del útero. Tiene una eficacia del 98% y puede durar ahí hasta 12 años, sin embargo no es aconsejable para mujeres que tengan más de un compañero sexual y que hayan tenido antecedentes de enfermedad pélvica inflamatoria, problemas anatómicos en la cavidad pélvica que impidan colocar el dispositivo.
  • Mirena o dispositivo endoceptivo: su protección anticonceptiva dura entre 5 y 7 años. Consiste en un dispositivo que va liberando gradualmente las hormonas que espesan el moco cervical, lo que hace difícil el acceso de los espermatozoides. Tiene una eficacia del 98 al 98.5%. El dispositivo no puede ser usado si se está en embarazo o hay sospecha, hemorragia uterina anormal, cáncer de útero o de cuello uterino, enfermedad pélvica inflamatoria, enfermedad hepática o anomalías del útero o del cuello uterino.

Métodos definitivos: si se quiere evitar el embarazo definitivo, existen unos pequeños procedimientos quirúrgicos, aplicables a hombres y mujeres que no afectan el placer, ni el deseo sexual.

  • Vasectomía: se usa en el hombre. Consiste en ligar los conductos deferentes por donde pasan los espermatozoides para salir al exterior y así evitar la fecundación. Los espermatozoides se seguirán presentando y habrá eyaculación. Pero los espermas serán absorbidos por el organismo. Su eficacia es del 99.8%. Cuando un hombre se hace la vasectomía puede empezar a tener relaciones sexuales después de cinco días, sin embargo, en las siguientes doce semanas deberá utilizar otro método anticonceptivo como el condón.
  • Ligadura de trompas: consiste en ligar las trompas de Falopio, con el fin de impedir la fecundación. Es un procedimiento sencillo, que dura aproximadamente 10 minutos y su recuperación puede tardar tan sólo dos horas. Al igual que la vasectomía, su eficacia es del 99.8%. Existen dos técnicas para realizar el procedimiento:
  1. Laparoscopia: se realiza una pequeña incisión cerca al ombligo y con la ayuda de un instrumento óptico se logra el acceso a las trompas para ligarlas y cortarlas. Se liga con un anillo plástico para obstruir la trompa.
  2. Minilaparatomía: se hace un pequeño corte sobre el vello púbico, se las trompas y se cortan. La mujer que se hace este procedimiento, puede retornar a su vida sexual 8 días después de la intervención.

Anticoncepción de emergencia: como su nombre lo indica, se debe usar solo en casos extremos, su práctica frecuente podrá tener consecuencias de salud al organismo. Se utiliza cuando se han tenido relaciones sexuales sin protección y hay alto riesgo de quedar en embarazo. Debe ser usado después de la relación, hasta máximo 72 horas y en el caso del DIU hasta 120 horas. Si la mujer usa la anticoncepción de emergencia y ya está embarazado, no se producirá un aborto. Existen tres métodos de anticoncepción de emergencia:

  • La píldora del día después: impide o retrasa la ovulación, lo que dificulta el paso de los espermatozoides y evita la fecundación. Reduce la posibilidad de embarazo en un 85% y es eficaz en 98%. 6800331
  • Píldoras anticonceptivas: se toma una dosis especial de píldoras anticonceptivas tradicionales dentro de las siguientes 72 horas de la relación sexual sin protección. El médico es quien debe determinar qué cantidad debe consumir la mujer. Reduce la posibilidad de embarazo en un 75%.
  • Dispositivo intrauterino DIU: se introduce en el útero un objeto plástico recubierto con cobre que impide el embarazo. Este método puede ser utilizado hasta el quinto día después de una relación sexual sin protección (hasta 120 horas). Reduce en un 90% la posibilidad de embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>