Beneficios de caminar

beneficios-de-caminar

Anteriormente habíamos hablado de los beneficios de trotar, sin embargo existe una actividad mucho mas básica, pero que brinda casi los mismos beneficios sin exigirnos un gran desgaste físico. Esta actividad se conoce como caminar.

Desde el momento en que somos concebidos, uno de los mayores retos a los que se ve enfrentado una persona es aprender a caminar, ya que esta habilidad, propia de la mayoría de los seres vivientes, es la que nos permite desplazarnos de un lugar a otro por nuestros propios medios. Y aunque es una de las habilidades mas básicas que obtenemos los seres humanos a muy temprana edad, hoy en día es quizá una de las menos practicadas.

Vivimos en una sociedad que esta constantemente en movimiento, los que nos obliga a vivir a un ritmo acelerado, a un ritmo donde se está constantemente dependiendo del reloj y es justamente por esto que nos hemos visto obligados a abusar de los transportes, de manera que una persona promedio gasta la mayor parte de su tiempo movilizándose de un sitio a otro sin tener la necesidad de ejercitar las piernas.

Cuando una persona, ya sea por el tipo de actividad que realice o por puro sedentarismo, permanece muchas horas de pie o sentado, será propensa a sufrir de entumecimiento corporal, de tal forma que los músculos, las articulaciones y por ende el sistema óseo se irán deteriorando por la falta de movimiento a la que es sometido. Es por ello que caminar es tan importante.

Una persona que camine todos los días estará ejercitando directamente las piernas, lo que indirectamente ejercitará otra partes del cuerpo y esto facilitará el bombeo de una pieza clave en el organismo: el corazón. Recordemos que una de las principales causas de los infartos de miocardio (o infarto cardíaco) es el sedentarismo.

¿Y cuánto debo caminar para mantenerme saludable?

Caminar es uno de los ejercicios mas completos que existen y practicarlo de forma regular no exige ninguna clase de sacrificio, es por ello que NO HAY EXCUSAS QUE VALGAN para no salir a caminar.

Con un paseo diario de unos 15 minutos, y digamos subir una pequeña cuesta o un tramo de unos 50 escalones son suficientes para activar la circulación sanguínea, lo que nos ayudará a mantener un corazón sano y unas piernas fuertes. Recuerde, caminar es una actividad que puede ser practicada todos los días, a un ritmo constante y sin necesidad de correr o trotar. Incluso, si ‘no tiene tiempo’ de salir a caminar puede simplemente dejar de lado la pereza y sustituir el uso del elevador por el uso de las escaleras, o en vez de ir al supermercado en automóvil, vaya caminando.

Un gran truco para sacarle provecho a sus caminatas consiste en adicionar pesos atados a sus brazos, piernas o incluso alrededor de su cintura con el objetivo de fortalecer determinados grupos de músculos durante el ejercicio y para que su corazón y sus pulmones trabajen a un ritmo más acelerado.

Caminar es una actividad tan beneficiosa que no sólo favorece nuestro estado físico, sino que nos ayudará a liberarnos del estrés y por ende a relajarnos. Recuerde, caminar es mas beneficioso cuando se hace sin prisas y mas aún, cuando tiene la oportunidad de respirar aire puro.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>